ANA Y JOSE MARÍA. PAZO LOS ESCUDOS.

Cuando conocí a Ana, venía de hacer la última prueba del vestido,  toda ilusionada y con una energía arrolladora, que sin duda no me pasó desapercibida. En ese momento supe que me encontraba ante una pareja que sin duda iba a disfrutar y a vivir al máximo el día de la boda. El destino supo como conseguir que se encontraran. Ana es un torbellino lleno de energía, vitalidad y alegría, y José María le aporta esa tranquilidad y seguridad que todos necesitamos. Son el complemento perfecto. Estas imágenes que aparecen a continuación son algunas de las que tanto ellos como los invitados pudieron disfrutar el día de la boda. El momento de la proyección fue muy emotivo, y el agradecimiento que vino al final nos llegó a todo el equipo al corazón. Muchas gracias por dejarnos disfrutar con vosotros un día tan especial y mágico a sido un placer estar a vuestro lado.

 

Tu email es nunca publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *

*

*