NOEMI Y FRAN. PAZO DE CEA.

A veces las personas indecisas toman decisiones sin dudarlo que les cambia la vida por completo. Así es la historia de Noemí y Fran. Fran a pesar de su indecisión con las cosas cotidianas, no tuvo la menor duda, cuando dejó todo atrás y  se marchó de Castilla la Mancha para no separase de su gran amor Noemí. Más tarde comprendería como sus sentimientos se transformaban en algo tangible…Sofía, la princesa de sus ojos. La clara imagen de todo el amor que se profesa esta gran pareja.
Como no podía ser de otra manera, tuvieron la suerte de un precioso día soleado en el maravilloso Pazo de Cea, cerca de el pueblo que vio crecer a Noemí.
Esperamos que os guste.

 

ÓSCAR Y LUPE. CATEDRAL DE TUI.

La frase “dejarlo todo atrás por amor”, define a la perfección a Lupe y a Óscar. Una pareja que tenía muy claro que su futuro era estar juntos, y tras luchar contra las numerosas adversidades que la vida les presentaba, por fin, lograron afianzar su amor dando el “si quiero” delante de toda su familia y amigos en la preciosa Catedral de Tui.

Esperamos que os guste.

 

OLALLA + ABEL. BALNEARIO DE MONDARIZ. SDE.

Olalla, una novia que tenía las cosas muy claras desde el primer momento. Todo sabía como lo quería y de que manera. Lo único que le preocupaba es si ese día haría bueno para poder hacerlo al aire libre y dar la sorpresa a todos los asistentes de llegar montada a caballo. Finalmente no pudo hacer un día mejor. Abel estuvo emocionadísimo toda la boda y le encantó ver llegar a su “princesa” a lomos de un corcel, aunque uno de los momentos más anecdóticos fue la entrega de los anillos por su perro, un precioso Dogo de gran tamaño.

Queremos agradecer al equipo de Galicia en Boda por la decoración del evento y también a todos los proveedores que participaron de una boda sin duda inolvidable.

Desde Visual PC Studio, queremos desearos toda la felicidad del mundo. Os dejamos con estas imágenes que los novios pudieron disfrutar con los invitados durante el banquete.

MARÍA & RAFA. RECTORAL DE COBRES.

María y Rafa, son de esas parejas que con solo verla te das cuenta de lo mucho que se quieren. Solo había que ver lo nervioso que estaba Rafa. La forma en la que la miraba cuando la vió llegar, te hace saber que sin duda, están hechos el uno para el otro.

Abril de 2017 llegó para romper el famoso dicho, este abril no hubo aguas mil, hubo sol, mucho sol. Su boda no fue una excepción. Os dejamos con su precioso día. Esperamos que os guste.